Enriquece tus contenidos con emoticonos

Enriquece tus contenidos con emoticonos

El uso de ‘emojis’ se ha convertido en algo habitual. La popularización de Whatsapp a todos los niveles ha llevado a un uso cotidiano de los emoticonos. Los vemos a diario en los mensajes que intercambiamos con nuestros contactos, pero también pueden servir para enriquecer nuestros contenidos.

Principalmente, pueden resultarnos especialmente útiles en Twitter. La limitación de 140 caracteres es, en ocasiones, un auténtico quebradero de cabeza, pero con los emoticonos podemos resolver un montón de situaciones. Disponemos de botones, caritas sonrientes, iconos relacionados con actividades, celebraciones, comidas… Por ejemplo, ¿qué tal si cambiamos ‘televisión’ por 📺? ¿Y fotografía por 📷? Además… ¡aportan color! Hace tiempo que los venimos usando en @SeFutbol y @rfef y el resultado es muy interesante.

Aunque actualmente son un elemento diferenciador con respecto a los mensajes habituales, estoy convencido de que su uso terminará convirtiéndose pronto en algo común. De hecho, las posibilidades son casi infinitas y permiten nuevas formas de comunicación… Bueno, no tan nuevas. Al fin y al cabo, los pictogramas tienen miles de años de antigüedad.

El uso de emoticonos supone un elemento diferenciador y nos permite crear nuevas formas de mensaje”

Algunas de estas nuevas formas combinan originalidad y colorido para crear nuevas formas de mensaje, mucho más atractivas que los contenidos habituales. Precisamente este tuit del Giro de Italia me inspiró la creación de este post (gracias a Héctor Rubio por el aviso):

Ahora bien: ¿Es necesario escribir los mensajes con el móvil para ir insertando emoticonos? ¡NO! Actualmente, OSX y Windows permiten la inserción de emojis, aunque no en todas sus aplicaciones. En Mac (a partir de Mountain Lion), solo tienes que usar la combinación CTRL+CMD+ESPACIO. Aquí tienes más información al respecto de cómo usarlo en Windows.

Eso sí, de momento puede haber alteraciones en el visionado de los emojis en función del terminal / navegador desde el que estemos consultando el contenido, así que úsalos con cautela.