5 motivos que te llevarán a dejar de escribir en tu blog

5 motivos que te llevarán a dejar de escribir en tu blog

En casa del herrero, cuchillo de palo. Siempre insisto a mis alumnos en la importancia de planificar y preparar un calendario de contenidos lo suficientemente bueno como para no perder el hábito de actualizar el blog. Sin embargo, el abandono es más habitual de lo que parece.

Afronto esta entrada a sabiendas de que hace meses que no escribo una nueva entrada. Quizás si eres poco habitual por aquí no notes nada. Te encontrarás algunas actualizaciones que he metido con fechas del pasado, solo por mantener el ‘cuaderno de bitácora’, pero lo cierto es que he perdido el ritmo.

¿Por qué? Estos son mis 5 motivos:

  1. Pereza. Sí amigo, uno de los 7 pecados capitales puede invadirnos en cualquier momento. Los ‘ya lo subo mañana’ son tu peor enemigo. Ni mañana, ni pasado. Como lo dejes, se te va a acumular, vas a perder frescura de los datos en los que hayas trabajado o de la experiencia que quieras compartir… Y eso es irrecuperable. Aquí, más que nunca, aplícate el ‘no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy’.
  2. Rutina. En mi caso, me gusta acercarte aquello novedoso que hago en el trabajo. Herramientas, aplicaciones, estrategias o trucos que me ayudan a ser más ágil a la hora de sacar el máximo rendimiento a nuestras publicaciones. Pero claro, por muy dinámico que sea el mundo del Social Media, no estamos inventando nuevos caminos a diario. Hay veces que la cosa se estabiliza y dejamos de experimentar y probar. ¡Ahí es donde hay que dar el callo! Sal de la rutina y abre nuevos caminos, explora y busca novedades en las redes de otros especialistas… ¡Seguro que encuentras algo sorprendente que te estás perdiendo!
  3. Acumulación de tareas pendientes. Le quiero cambiar el diseño a la web. Y también tengo que actualizar la entrada del #FootballOnTwitter. ¡Uy! Y la clase de la Selección femenina. ¡Ay, madre! Pero que no se me olvide contar lo de Quik. Y de paso, a ver si arreglo la newsletter. Total, si luego nunca mando nada. A lo mejor lo que debería es hacer una fanpage, claro. ¡¡ERROR!! Ve paso a paso. Una a una. Si piensas en el conjunto, aparecerá la pereza, te abrirás una bolsa de Doritos, te pondrás una peli y sanseacabó. ¡Tú verás!
    Pereza, rutina, tareas pendientes, poco tiempo y la falta de un calendario pueden dar al traste con… Clic para tuitear
  4. Poco tiempo libre. En mi caso, suelo aprovechar los viajes con la Selección para escribir todo cuanto puedo e ir gestionando el calendario de publicaciones. Muchas veces da pereza. Otras veces me parece rutinario. Y si m pongo a pensar en todo lo que tengo pendiente, me dan ganas de echarme una siesta. ¡Pero y lo bien que sienta hacer las cosas!
  5. Falta de un calendario de publicaciones. Volvamos al principio. Si estás acostumbrado a trabajar con plazos, estoy seguro que eres de esos que si tal informe tiene que estar acabado el martes a las 12, tienes el informe el martes antes de las 12. ¿A que sí? Pues esto igual. Organiza tu tiempo. Planifica. Trabajo con adelanto y cumple unos mínimos. ¿Sabes que no vas a poder sacar más de un artículo a la semana? Ok. Busca tu mejor día, la mejor hora, y hazlo ahí. ¿Tienes tiempo para un artículo extra porque te apetece? ¡Adelante con ello!
  6. Bonus track. Estos son los míos pero… ¿Cuál es el tuyo? ¡Te invito a que me lo dejes en los comentarios!