Control de mensaje: 5 trucos para no fallar con Periscope

Control de mensaje: 5 trucos para no fallar con Periscope

Periscope tiene una infinidad de ventajas por todos conocidas, pero también un riesgo: la pérdida de control del mensaje. Cuando emitimos en directo a través de redes sociales usando tan solo nuestro móvil, nos exponemos a una infinidad de situaciones que pueden derivar en una crisis. Si no, que se lo pregunten a Antena 3, trending topic por #nosvanadarperobien.

Seguramente ya conoces la noticia. Un comentario de la presentadora de los informativos de Antena 3 era captado por el dispositivo que utilizan para la emisión alternativa que la televisión de Atresmedia realiza con Periscope, mientras se emitía un video con una noticia que vinculaba a Podemos, la CUP y el hijo de Nicolás Maduro con ETA,

¿El resultado? Chanzas, risas y una crisis de reputación de manual.

Para que esto no ocurra, vamos a ver 5 trucos para que nada falle durante un directo en Periscope (y de paso, ahorrarte unos cuantos dolores de cabeza).

1. ENTORNO CONTROLADO

Ni se te ocurra empezar un Periscope en un entorno que no controlas. Hay cientos de variables que pueden destrozar tu directo. Intenta que sea un espacio cerrado, rodeado exclusivamente por gente de confianza. Así evitarás que se te cuele ‘un loco’ en la emisión.

2. ATENCIÓN: ¡ESTAMOS EN EL AIRE!

Si estamos dentro de un entorno controlado, ¡controlemos también a la gente! Que todos los que nos rodean sepan que hay un dispositivo emitiendo en directo que capta absolutamente todo lo que hagamos y digamos en tiempo real. ¡Y sin relajarse! Este, en concreto, fue el error de los presentadores de informativos de Antena 3.

3. ¿ME AYUDAS?

Llevas el móvil, estás emitiendo y hablando a la vez quizás en un museo, en la presentación de un producto… Y ni puedes controlar el entorno (aunque sí conocerlo como la palma de tu mano), ni puedes controlar a la gente a la que te rodea. ¿Qué tal si cuentas con un ayudante? Busca una persona que se adelante a tus pasos y que advierta que estás haciendo una emisión en directo. Aunque te sorprenda, la gente suele ser bastante respetuosa y te darán tu espacio para seguir con el trabajo.

4. TEN UN PLAN B

¿Algo va mal? ¡Un montón de cosas pueden ir mal! La ley de Murphy no sería la ley de Murphy si no estuviéramos rodeados de duendecitos que pueden jorobarnos el directo de nuestras vidas desde Periscope. Así que… ¿Qué tal si tenemos un plan b? Intenta tener siempre una alternativa y procura estar pendiente de los comentarios que te van llegando. ¡Puede estar ocurriendo algo que tú no ves!

5. SI TE EQUIVOCAS, RECONÓCELO

¡Eres humano! ¿Se te había olvidado? Si te equivocas, reconocélo. Si tienes que pedir disculpas, ¡hazlo! Y mejor pronto que tarde. La gente suele restar importancia a los errores cuando los reconocemos… Aunque hay algunos que tardan más en olvidarse que otros. De lo que sí estoy seguro es que, a partir de este suceso, los presentadores respetarán mucho más los elementos del entorno en el que trabajan… Retransmisiones paralelas por Periscope incluidas.

¿Y tú? ¿Has tenido alguna vez un problema en directo con Periscope? ¿Cómo lo resolviste? ¿Qué ‘medidas de seguridad’ tomas? ¡Cuéntamelo en los comentarios! 📝